martes, 3 de marzo de 2009

Un Nuevo Año

Adiós verano
Es inevitable considerar la llegada de Marzo como el inicio formal del año. A pesar de que ya llevamos dos meses sumergidos en este 2009 no es hasta el presente mes en que nos decidimos a encarar el año con relativa seriedad.

De hecho hoy está nublado y el sábado pasado ya cayeron un par de gotas anunciando la proximidad del otoño y la vuelta a la vida estudiantil y/o laboral. Además hay cambio de horario a mediados de mes, en definitiva, el verano se acaba.

Pero no se acaba en vano, ¿no es así? Son numerosas la experiencias que deja el periodo estival con sus días largos, el implacable calor e interminable búsqueda del agua, el mar y el refresco. Incluso para aquellos que tuvimos que estar trabajando o haciendo otra actividad paralela a lo que podría considerarse como “vacaciones”.

La Primarre no ha estado ajena a los embates del verano y todos de alguna u otra manera hemos hecho algo por aprovechar el buen clima y el tiempo disponible para hacer cosas con sus más cercanos.

Lo más relevante a nivel familiar fue en el inicio de la temporada con la exitosa realización de nuestro paseo familiar, el pasado diciembre, al camping El Trébol en Isla de Maipo en donde jugamos a la pelota, nos bañamos en la piscina, prendimos carbón (y unas cuantas longanizas también, je je je) y compartimos en una jornada en donde la participación masiva fue el punto más destacable. Simplemente inolvidable y absolutamente repetible. A fines de ese mes nuestro querido Faelo viajó a Venezuela a pasar la navidad y el año nuevo con su familia.

En enero la Leni junto a la Kenia y la Marcelita Paz fueron a Algarrobo en un gratificante viaje que el propio “mono chico” calificó como “bakaaaán!, porque nos complementamos como compañeras de viaje (...) es la segunda vez que lo hacemos las tres y han sido muy gratas experiencias =)”. Por su lado, la Margorito ofició de baby-sitter de la pequeña Laurita y aprovechó cualquier fin de semana para arrancarse a la playa con sus amigas y gozar del verano a concho, algo que le provocó un malestar estomacal por ahí pero se recuperaría en poco tiempo.

El moreno Martín consideró que no necesitaba broncearse y aprovechó de quedarse en Santiago para trabajar en sus pitutos y paneles solares mientras la Pame practica diariamente Pilates con la tía Ángela. Creo que por ahí se hicieron un romántico picnic en el Parque de los Reyes. Por su parte la Bélgica (versión recargada, por no decir arrejuntada, je je je) se encargó del puesto de la feria mientras la tía Leo y el tío Raúl andaban de vacaciones en la cuarta región, para luego disfrutar de unos días en Viña del Mar en casa de familiares del Keno. Además se cambió de casa a un departamento cerca de la Marcita.

La Ángela con la Panchita están viviendo juntas sus embarazos lo que les ha servido para compartir esta experiencia como hermanas. Así que se fueron unos días al Tabo a disfrutar del verano. Ahora en Santiago la Panchita y el Pato están construyendo un segundo piso en la “Casa Madrid” para establecerse ahí junto a su familia. Por ahí supe que el tío Miguel fue a ver a Santana al Festival de Viña (mish!).

Sumando aventuras se encuentra la Marcita quien junto a su Jorge se fueron a recorrer distintos poblados del sur de Chile donde, según tengo entendido, lo han pasado muy bien y han fortalecido su relación. Por su lado, el David tuvo que huir de su trabajo en vacaciones y la Zuglin le desconectó el celular para que no lo molestaran tanto y pudiera compartir con el pequeño Alonsito que está cada vez más grande.

Durante el día y también en las noches un irreconocible Ailton ha trabajado como ayudante en la construcción y reparación de algunas estaciones del metro donde, mediante sudor y esfuerzo, ha podido juntar sus luquitas con las cuales se fugó a la playa junto a su polola Javi. ¡Chutas que está grande este cabro! Además este muchacho, la Javi, junto a la Leni, su Gato, don Atilio y la Marcelita Paz han aprovechado de juntarse continuamente formando el denominado “team carrete” y se dedican a comer cositas ricas, tomarse un trago y ver películas de dudosa procedencia (je je je). A veces se les puede ver en el balcón del sexto piso en calle Neptuno.

En el ínter tanto la tía Raque junto a la Leni y la Marcelita Paz asistían a rigurosas clases de spinnig, hidrogimnasia y fitball en la piscina de Las Rejas.

Marlen y Marcelo “todolo lindos” han soportado el verano en Santiago, trabajando y esperando hasta que les toquen sus vacaciones a mediados de Marzo. "El que ríe último, ríe mejor", dicen ellos. Mientras tanto se han dedicado a visitar a la familia y amigos, a tomar once por aquí y por allá, buscando siempre la compañía de quienes quieren. Nunca les falta quién (solo falta tiempo a veces).

La Connie se aventuró en solitario a un viaje místico por Chiloé, disfrutando de curantos, papas rellenas y empanadas de mariscos, visitando y reencontrándose con viejos amigos y también consigo misma. Regresó renovada.

Así se ha pasado el verano, lleno de aventuras y sucesos, experiencias que espero sean fuente de energía para enfrentar este nuevo año, con todos nuestros respectivos proyectos en carpeta. Sabemos que tenemos una familia enorme y que tenemos soporte en ella. Les deseo a todos un exitoso regreso a clases o trabajo y mucha fuerza y apoyo para enfrentar y superar el 2009.

Bienvenido Otoño
Bienvenidos todos.

Saludos,
Marcelo TM
Para ver más, pincha aquí!